Asegúrese de preguntar antes de socializar

La mejor manera de reducir el riesgo de contagio o transmisión de la COVID-19 es quedarse en casa. Cada interacción que tenga pone en riesgo a la población, sin embargo, algunas interacciones son menos riesgosas si utiliza una cubierta facial y se lava las manos con frecuencia. Antes de interactuar con otras personas que no vivan con usted, piense quién estará en el lugar al que va, qué actividades realizará y dónde estará. Si se siente enfermo, no salga. Hágase la prueba de la COVID-19.

Preguntas que debe hacerse

¿Quién asistirá?

  • Las personas de más de 60 años o con condiciones médicas preexistentes están en riesgo
  • Pida que todos los que asistan formen grupos sociales pequeños y que no cambien de participantes. Limite sus interacciones para reducir el riesgo de contagio y transmisión.
  • Entre menos personas vayan, mejor. Las reuniones de más de 12 personas no están permitidas.
  • Si se siente enfermo, quédese en casa. 

¿Qué estará pasando?

  • Es más seguro cuando todos los asistentes usan cubiertas faciales. Las personas pueden no usarlas si hay comida, bebidas o movimientos físicos como bailes.
  • Las personas que no vivan juntas deben mantenerse a 6 pies de distancia (¡incluso bailando!)
  • No comparta comida o cubiertos. Si debe hacerlo, desinfecte los utensilios antes de que los use otra persona. 

¿A dónde irá?